Su vocación era ser escultora, pero se convirtió en una de las diseñadoras de referencia del siglo XX.

Los amantes de la historia de la moda se encontrarán en esta colección con un auténtico homenaje a los más de 50 años de trayectoria. Podremos ver desde sus míticos drapeados helenísticos hasta prendas modernas, minimalistas.

Una buena muestra de un estilo sobrio, intemporal, escultórico y femenino al que fue fiel durante toda su carrera y del que siguen enamorados diseñadores como Jean-Paul Gaultier, Haider Ackermann o Yohji Yamamoto.
English