Los orígenes de los Teddy Boys se remontan a finales de los años 40, cuando el sastre Saville Row intentó revivir los estilos del reinado de Eduardo VII (1901-1910), era Eduardiana, en la moda masculina.
La moda Teddy Boy de los años 50 tiene sus orígenes en lo que fue una reacción en la clase alta a la austeridad impuesta por el gobierno laborista, en los años posteriores en la 2º Guerra Mundial.
En un principio el traje eduardiano fue introducido, tratando de iniciar un nuevo estilo, dirigido principalmente a los jóvenes de la aristocracia de la ciudad.
Esencialmente, consistía en abrigos largos de paño, pantalones estrechos, pero sin dejar los calcetines al aire, y zapatos con puntera de acero común con un chaleco de fantasía. Las camisas eran blancas con cuello transversal y corbata con nudo Windsor.
Español